CARM

El mercado del vino en China se ha desarrollado enormemente en los últimos años, pasando a ser el mayor consumidor de vino tinto del mundo. Es de esperar que siga aumentando la profesionalidad y el conocimiento de consumidores y profesionales.

Introducir una nueva marca en un mercado tan especializado y con tanta competencia, es un reto. Más aun, teniendo en cuenta que los canales de venta del vino son diferentes de los que habitualmente trabajamos para otros productos.

Este nuevo proyecto se planteó conjuntamente con el de Bodegas Fariña, que llevaba unos años vendiendo en China, lo que permitió aprovechar sinergias entre las dos bodegas.

La magnífica disposición del equipo de CARM para abordar este mercado, junto con la metodología de trabajo y habilidad comercial del equipo de Tradeco han hecho posible que se haya encontrado hueco para sus productos en tiendas especializadas. De igual modo, las relaciones establecidas con varios importadores se convertirán en nuevos puntos de venta en diferentes zonas del país.

Siendo China un mercado tan importante, CARM confía en Tradeco para que sea su socio activo en China; trabajando como CARM trabajaría, siendo clave para que podamos entender y satisfacer mejor las necesidades del mercado y sus expectativas.”

Filipe de Albuquerque Roboredo Madeira
Director Comercial

Sobre CARM

Casa Agrícola Roboredo Madeira, CARM, es una compañía portuguesa, localizada en la zona del Alto Duero portugués. Como productor de vino y aceite de oliva fue fundada en 1997, pero ha sido un importante productor de uva y aceitunas desde el final del siglo XVII. Sus vinos se vinifican desde 2004 en su moderna bodega, con la última tecnología, que le permite producir vinos de la máxima calidad. Sus viñedos se encuentran a diferentes altitudes y terrenos y con diferentes exposiciones, lo que les permite producir una gran variedad de vinos.

Sus vinos son el resultado de la pasión de su fundador por su tierra, su respeto por la naturaleza, pasión continuada por su hijo; vinos que huelen y saben a su tierra, al esquisto, a la estela, a las flores y frutos del campo, que con orgullo quieren compartir. Su respeto por la naturaleza les ha llevado a introducir un método de producción biológica en casi todas las fincas. Este mismo respeto les ha llevado a desarrollar varios vinos sin azufre añadido, con un proceso especial de vinificación. Actualmente venden sus vinos en 30 países del mundo.